A MEDIA LUZ

NOS DEBEN UNA EXPLICACIÓN

 

http://javierastasio.blogspot.es/img/bienvenido.jpg 

 

Pues sí. Todos aquellos que se suben al balcón para "echarle una manita" al alcalde y, a veces, parecen ellos mismos el alcalde nos deben una explicación. Y esa explicación que nos deben nos la tienen que dar.

Me refiero especialmente a todos aquellos que se presentaron bajo una piel de cordero y, apenas conseguido su objetivo, les ha faltado tiempo para dejar ver sus verdaderas intenciones, dejando el rebaño para pasarse a la manada, no sin antes, como hacía el gran Hitchcock, entretenernos con el mcguffin de la austeridad, la rebaja de sueldos y la renuncia a los coches oficiales. También nos deben una explicación esos alcaldes-cordero que, después de tantos años al frente del rebaño, se han dejado crecer los colmillos hasta que, hartos de sus dentelladas, los corderos les han dado la espalda, poniéndoles fuera del redil.

Unos y otros se van a retratar hoy en la constitución de los nuevos ayuntamientos democráticos prevista para hoy, aunque alguno, como el cabeza de lista de UPyDíez de Getafe, no han podido esperar hasta hoy y se ha dejado querer, entre percebes, nécoras y ostras, por su rival del PP y Francisco Granados, secretario general popular y mano derecha de Esperanza Aguirre, y, por extraño que parezca, no hablaron de coches ni sueldos, sino de alguna que otra operación especulativa que permita sembrar pisos donde antes crecían tractores.

Es muy triste que cada alcalde de España tenga detrás un manolo morán dispuesto a sacar ventaja del apoyo prestado al alcalde. No hay que ser muy listo para caer en la cuenta de que quienes ceden esos pocos votos imprescindibles para apuntalar el sillón del alcalde no suelen quedarse con la alcaldía, sino que prefieren alguna concejalía de menos lucimiento y más provechosa como la de urbanismo.

A veces, como escribía ayer mismo en este blog, a los facilitadores de consistorios aberrantes ni siquiera les mueve la búsqueda del beneficio. Les basta con el rencor o con una visión espartana e inmovilista de la política que, al final perjudica y frustra a propios y extraños.

Unos y otros, si todo va como parece, nos van a deber una explicación y espero que esa explicación que nos deben la paguen en la próxima convocatoria electoral. Pero mucho me temo que esto no es más que otro de los sueños de los vecinos de aquel Villar del Río que, con tanta inteligencia y mala leche, se inventó el genial Berlanga.

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: