A MEDIA LUZ

NOS DEBEN UNA EXPLICACIÓN

Escrito por javierastasio 11-06-2011 en General. Comentarios (0)

 

http://javierastasio.blogspot.es/img/bienvenido.jpg 

 

Pues sí. Todos aquellos que se suben al balcón para "echarle una manita" al alcalde y, a veces, parecen ellos mismos el alcalde nos deben una explicación. Y esa explicación que nos deben nos la tienen que dar.

Me refiero especialmente a todos aquellos que se presentaron bajo una piel de cordero y, apenas conseguido su objetivo, les ha faltado tiempo para dejar ver sus verdaderas intenciones, dejando el rebaño para pasarse a la manada, no sin antes, como hacía el gran Hitchcock, entretenernos con el mcguffin de la austeridad, la rebaja de sueldos y la renuncia a los coches oficiales. También nos deben una explicación esos alcaldes-cordero que, después de tantos años al frente del rebaño, se han dejado crecer los colmillos hasta que, hartos de sus dentelladas, los corderos les han dado la espalda, poniéndoles fuera del redil.

Unos y otros se van a retratar hoy en la constitución de los nuevos ayuntamientos democráticos prevista para hoy, aunque alguno, como el cabeza de lista de UPyDíez de Getafe, no han podido esperar hasta hoy y se ha dejado querer, entre percebes, nécoras y ostras, por su rival del PP y Francisco Granados, secretario general popular y mano derecha de Esperanza Aguirre, y, por extraño que parezca, no hablaron de coches ni sueldos, sino de alguna que otra operación especulativa que permita sembrar pisos donde antes crecían tractores.

Es muy triste que cada alcalde de España tenga detrás un manolo morán dispuesto a sacar ventaja del apoyo prestado al alcalde. No hay que ser muy listo para caer en la cuenta de que quienes ceden esos pocos votos imprescindibles para apuntalar el sillón del alcalde no suelen quedarse con la alcaldía, sino que prefieren alguna concejalía de menos lucimiento y más provechosa como la de urbanismo.

A veces, como escribía ayer mismo en este blog, a los facilitadores de consistorios aberrantes ni siquiera les mueve la búsqueda del beneficio. Les basta con el rencor o con una visión espartana e inmovilista de la política que, al final perjudica y frustra a propios y extraños.

Unos y otros, si todo va como parece, nos van a deber una explicación y espero que esa explicación que nos deben la paguen en la próxima convocatoria electoral. Pero mucho me temo que esto no es más que otro de los sueños de los vecinos de aquel Villar del Río que, con tanta inteligencia y mala leche, se inventó el genial Berlanga.

 

EL VOTO INÚTIL

Escrito por javierastasio 10-06-2011 en General. Comentarios (0)

 

http://javierastasio.blogspot.es/img/iupedroescobar.jpg 

 

Nada hay más inútil que aquello que produce el efecto contrario a lo que se persigue. El que se rompe un pie por querer correr más de lo debido se va a acordar cada hora de cada día de cada semana que esté escayolado de que, si hubiese ido más despacio, quizá habría llegado a su destino y se vería condenado a quedar sentado con el pie en alto.

En esto de las elecciones, ocurre algo parecido cuando votamos más izquierda para no premiar a quienes durante cuatro años nos han aplicado políticas de derechas desde un gobierno conseguido con votos de la izquierda. Lo malo es que después, nunca sabré el porqué, en aquellos que son elegidos con esos votos "más a la izquierda", se producen graves sarpullidos de dignidad, salpicados de aparatosos accesos revanchistas que, al final, acaban dejando los gobiernos en disputa en manos del enemigo común que no es otro que la derecha.

Naturalmente. Está claro que estoy hablando de Izquierda Unida que está a un paso de dejar los gobiernos de importantes ciudades de toda España, pero especialmente en Andalucía y Extremadura, así como el de esta última comunidad autónoma, en manos de una derecha caciquil y especulativa que, entre otras cosas, tomaría las riendas del peonaje en muchos municipios donde el ayuntamiento es, en determinadas estaciones del año, el único creador de empleo.

Qué es esto ¿una "pataleta" como aquellas niñerías de "me enfado y no respiro"? No lo sé, pero los dirigentes de Izquierda Unida, en todos los niveles, deberían recordar a dónde les condujeron la "pinza" y el "sorpasso" de Julio Anguita, que no fue a otro sitio que a los últimos y escasos escaños del congreso.

Esa es la sensación que ahora tengo. Exploro con mi "anguitómetro" al líder extremeño de IU, Pedro Escobar, y el aparato se funde por sobreexposición al rojo. Esas poses, esos desplantes, esa mirada que se pierde más allá de la realidad, recuerdan demasiado a aquellos tiempos en que "el califa", coreado por Pedro José Ramírez, se convirtió en el "tonto útil" que ayudó a llegar a Aznar a la Moncloa.

Esta vez, parece que Rajoy no va a necesitar del auxilio de Cayo Lara que, como líder, es mucho más gris de lo que fue Anguita en sus buenos tiempos, que también los tuvo.

Lara quiere evitar ahora que los concejales y diputados electos por IU no faciliten "por acción u omisión" la llegada del PP a determinados gobiernos y ayuntamientos, algo que no deja de ser desconcertante tras una campaña electoral en la que pareció que el enemigo a batir era el PSOE.

El mal ya está hecho y de aquí al domingo se puede agravar y, si, finalmente, tras tanto bandazo discursivo, nadie hace caso a Cayo Lara y se facilita el acceso del PP a los ayuntamientos en disputa y al gobierno de Extremadura, IU se convertirá en fuerza extraparlamentaria, porque decenas de miles de votantes comprenderán que su voto no sólo no ha sido útil, sino que ha reforzado el recibido por el PP. Entonces, la sensación de haber castigado a los socialistas se tornará, poco a poco, una pesada carga a arrastrar durante cuatro años.

Mientras tanto, Cayo Lara debería ir pensando en dejar un cargo que, a todas luces, le queda demasiado grande.

 

QUE LO PONGAN POR ESCRITO

Escrito por javierastasio 09-06-2011 en General. Comentarios (0)

 

http://javierastasio.blogspot.es/img/congresofachada.jpg 

 

Aún lo recuerdo. Eran mis primeros años en el periodismo y, como ocurriría muchas más veces, me vi ante la incómoda obligación de hacer la cobertura informativa de un acto con el que no estaba de acuerdo. Lo malo es que en aquella ocasión se cruzaban aún más sentimientos, porque el protagonista de aquel acto, la lectura de un manifiesto, era mi admirado Lluís Llach, el cantautor que me hizo amar y entender Cataluña y a los catalanes. Entre apretones -creo que fue en la calle Hortaleza- le tuve pegado a mí, haciendo púbica ante mi cassette, en el que lucía orgulloso las pegatinas de la SER, su intención de denunciar ante los tribunales a Felipe González y el PSC-PSOE por haber incumplido su programa electoral al pedir el SÍ en el referéndum sobre el ingreso de España en la OTAN. Llach basaba su denuncia en que había participado gratuitamente en un acto en el que se rechazaba el ingreso de nuestro país en la Alianza. Finalmente, el juez desestimó la demanda "por falta de legislación aplicable" y, lo confieso, yo me alegré, porque, pese a haber votado en contra en el referéndum, creo que, si no lo correcto, entrar en la OTAN, sí era lo conveniente.

Sin embargo, no era consciente de que, como el día que descubrí que los Reyes Magos eran los padres, estaba perdiendo la inocencia, porque, efectivamente, el PSOE había estafado a Llach y a quienes llegamos a creer eso de "OTAN, de entrada NO".

Hoy, el incumplimiento de los programas electorales, si no el silencio intencionado sobre los aspectos más controvertidos y polémicos de las futuras acciones de gobierno, son moneda corriente. Lo sabemos muy bien los españoles, aunque Zapatero puede alegar que la crisis fue sobrevenida, y lo saben muy bien los ciudadanos de Cataluña que ven ahora como el bien más preciado que tenemos los que no nadamos en la abundancia, la sanidad pública, está siendo recortada, cuando no desmantelada, sin que tamaña barbaridad figurase en el programa electoral de CiU.

En las últimas horas hemos pasado de las denuncias apocalípticas del PP sobre el estado de las cuentas de las autonomías y ayuntamientos (que no gobierna el PP) a los no menos apocalípticos datos sobre las deudas en materia de sanidad de las distintas comunidades autónomas.

Me temo que una y otra cosas son el diagnóstico catastrófico que justifique que nuestros futuros gobernantes amputen a diestro y siniestro derechos de pacientes y profesionales de la sanidad.

Ya hablan de copago y de compartir instalaciones hospitalarias con empresas privadas que harían lo mismo pero más caro y con mejores habitaciones y servicios, algo así como la clase business de los aviones, que, llevando a los mimos destinos, garantiza la comodidad de quienes la pagan a costa de las estrecheces del resto del pasaje.

Sí va a ser así, que lo digan abiertamente en sus programas, porque, por desgracia, al menos en Madrid, hay mucho indocumentado que aún cree que las incomodidades de los hospitales públicos son por culpa de Zapatero y las virtudes de sus profesionales corresponden a Esperanza Aguirre, que no hace otra cosa que “malpagarles” y endurecer sus condiciones de trabajo. Al día siguiente de las votaciones ya será tarde para arrepentirse.

 

RAZONES PARA LA DEPRESIÓN

Escrito por javierastasio 08-06-2011 en General. Comentarios (0)

 

http://javierastasio.blogspot.es/img/anunciosporpalabras.jpg 

 

Escucho hablar de la mezcla perfecta de tragedia y grandeza que fue la vida de Jorge Semprún y hago esfuerzos para imaginar de qué hubiese sido capaz si, con apenas veintitrés años, en lugar de verse a las puertas del campo de Buchemwald después de convivir con la muerte durante años, primero en la resistencia contra la ocupación nazi y después como carne a exterminar en el campo nazi, tuviese que enfrentarse a un país que se desmantela por momentos, incapaz de dar trabajo y cobijo a sus hijos.

Sé que me diréis que Semprún fue un hombre excepcional al que le tocó vivir un tiempo excepcional. Y tenéis razón. Aquellas circunstancias, terribles, sacaron lo mejor y lo peor de quienes las vivieron y cada uno, con su grandeza o con su actitud miserable, tuvieron la oportunidad de construir el futuro.

Semprún no lo hubiese tenido hoy tan "fácil". El viejo luchador era portador de unos valores que hoy se perderían en una montaña de currículos sin llegar a sentir siquiera el calor o el frío de la mano que rescatará o sepultará en un cajón su historia hecha papel.

Nuestros jóvenes, especialmente los universitarios, están acostumbrados a medirse en el esfuerzo de los exámenes, que, aunque en todo caben excepciones, son pruebas más o menos objetivas que, mediante los procedimientos de revisión de exámenes de algunas universidades, se resuelven en un cara a cara entre el profesor y el alumno. Nuestros jóvenes están por lo general más preparados y conocen más mundo del que conocíamos sus padres y del que, por desgracia, conocen aquellos que les condenan un día tras otro a la depresión de la desesperanza.

No es razonable que titulados universitarios, a veces por partida doble, con un idioma o dos, con "don de gentes" y dispuestos a comerse el mundo vean su vida convertida en un folio repetido hasta el infinito y distribuido indiscriminadamente por empresas que, a la larga, sólo buscan peones a los que pagar miserablemente y con los que "apretar" a quienes desde una nómina ven en ellos los rivales que ponen en peligro sus derechos y, en el peor de los casos, su propio puesto de trabajo.

Yo he visto becarios forzados a jornadas de seis horas por unos miserables trescientos euros y he visto torcerse el gesto de quien les contratan desde sus cómodos puestos de dirección, porque no se mostraban dispuestos a "esforzarse un poco más" o no se "reenganchaban" en esa "magnífica oportunidad" que les estaba dando la empresa.

Ayer mismo escuché en la radio cómo un parado, despedido de manera improcedente, tal y como sentenció el juez, contaba que la misma empresa que le despidió volvió a llamarle para ofrecerle otra vez trabajo, a cambio de devolver parte de la indemnización fijada por la magistratura y rebajando sus condiciones laborales.

No sé qué hubiese sido hoy de Semprún. Solo sé que España se está convirtiendo en un Buchenwald del que difícilmente nos sacará nadie que no seamos nosotros mismos.

 

RETRATARSE

Escrito por javierastasio 07-06-2011 en General. Comentarios (0)

http://javierastasio.blogspot.es/img/ejecutivapp2.jpg 

 

A veces -y, desgraciadamente, cada vez con más frecuencia- tengo la sensación de que el PP persigue con ahínco la intervención económica de España, que, por un lado, acelere la caída de Zapatero y, por otro, libere a Rajoy de la desagradable tarea de llevar a cabo la impopular política económica que tan malas consecuencias ha tenido para los socialistas.

Rajoy está cada vez más cerca de La Moncloa y tiene cada vez peor cara. Es más, yo creo que está aterrado con la posibilidad de verse encerrado en ese palacio, sometido a control las veinticuatro horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año, más el 29 de febrero del bisiesto que corresponde a cada legislatura, sin poder ir al palco del Bernabéu o seguir como invitado de honor cualquier etapa del Tour o la Vuelta a España. Eso por no hablar de las "misteriosas" desapariciones a las que nos tiene acostumbrados. No sé por qué, me da que no le gustan nada las duras agendas del presidente del Gobierno ni los claustrofóbicos paseos por los jardines del palacio.

En ese caso, sugiero que Rajoy haga como Jacinto Benavente que, una vez elegido para formar parte de la Real Academia de la Lengua, fue postergando la toma de posesión hasta que, finalmente, renunció a su sillón y a la lectura del correspondiente discurso -en el caso de Rajoy sustitúyase por programa- que nunca llegó a escribir.

Porque -ahora que caigo- ¿Alguien es capaz de decir cuál es el programa con el que el Partido Popular ha ganado estas elecciones? Me temo que no, porque el discurso de los candidatos podría resumirse en el infantil "PSOE, caca".

Pero, volviendo a la difícil situación de España en Europa, escuchar la cantidad de infundios contra quienes aún ostentan el poder municipal y autonómico, aunque sea en funciones, por parte de quienes se van a hacer cargo de gobiernos como el de Castilla-La Mancha o grandes ayuntamientos como el de Sevilla, pone los pelos de punta. La acusación del diputado popular Marcial Marín de que "Castilla-La Mancha es la Grecia de las regiones españolas", recogida y aumentada convenientemente por el Financial Times, es de una irresponsabilidad de proporciones bíblicas. Algo así como si alguien vocease junto a una frutería que el género está pasado.

Sólo cabe una explicación además de la ya apuntada de librarse de cualquier atisbo de responsabilidad sobre los tijeretazos que piensan al gasto. Esa otra explicación nos llevaría de nuevo al puesto de la fruta, porque, podría ser que quien pregona la mala calidad del género tuviese un amigo dispuesto a comprarlo a bajo precio para hacer sus propias compotas y conservas.

Algo así está pasando en Grecia y pasará en Portugal, donde capital privado se está haciendo con puertos, aeropuertos y otros servicios públicos, puestos a la venta para cubrir el coste del rescate europeo. Y todos sabemos quienes se benefician de saldos de este tipo y no son precisamente los indignados que han ocupado las plazas.

El PP ha comenzado a retratarse y no me gusta nada lo que estoy viendo en la foto.