A MEDIA LUZ

PP

¿Y POR QUÉ NO EL DESASTRE DE ANNUAL?

Escrito por javierastasio 04-07-2011 en General. Comentarios (2)

http://javierastasio.blogspot.es/img/gonzalezponsmiente.jpg 

 

Es como esos curas que cada domingo suben al púlpito para sermonear a los fieles con su voz tan efectista como monocorde, ajustándose a un patrón, siempre el mismo, de entonaciones y gestos hable de lo que hable, diga lo que diga.

Al igual que esos predicadores que aprovechan cualquier circunstancia para asustar a la parroquia con el fuego eterno, este señor eternamente vestido con camisa blanca o azul, vaqueros y blazer se esfuerza, le deben pagar por ello, por retorcer la actualidad hasta sacarle punta para que, pase lo que pase, culpar de todo a Zapatero o, en su defecto, a Rubalcaba.

Ayer no debió esforzarse mucho, porque el palo se lo llevo el presidente, acusado de ser amigo íntimo de Teddy Bautista y los detenidos -por qué no de llevar el mismo nombre y primer apellido, José Luis Rodríguez, que el principal implicado- en el transcurso de la operación que investiga el desvío de fondos en la SGAE. No era difícil. La mayor parte de los miembros de la Junta que preside Bautista y que acaba de ser reelegida son "cómicos" y músicos rojos, de esos que impidieron que Rajoy sucediera al Aznar del Prestige y la Guerra. O que, quién lo sabe, le salvaron, porque yo aún no tengo claro que a Rajoy le entusiasme llegar a la Moncloa.

Dijo eso con el mismo descaro que a menudo a cusa a Rubalcaba de utilizar a la Policía y los jueces y fiscales contra los miembros de su partido pilladlos "in fraganti" con las manos en la caja, sin elevar la más mínima queja por el "acoso" de las cámaras a la búsqueda de la foto de Bautista detenido.

Y, por seguir con Rubalcaba, tampoco tiene desperdicio la andanada que le dedicó al todavía vicepresidente por sus declaraciones sobre la banca. Curiosos reproches éstos, en los que, cómo iba a hacerlo, el vicesecretario de Comunicación del PP no se plantea siquiera si los reproches de Rubalcaba a quienes dieron el visto bueno a tanta hipoteca imposible tienen fundamento, porque a González Pons y a quienes le pagan, porque lo suyo, como lo del párroco, es un oficio, nada le importa la verdad o la justicia, sino el desgaste que pueda hacer de la figura de su objetivo, sea este Rubalcaba o Zapatero.

A veces me extraña que a González Pons no se le haya ocurrido acusar a Zapatero del "Desastre de Annual" o del "Crack" del 29, quizá porque aún no había nacido, porque de la crisis que estamos viviendo, tan parecida a aquella, lleva meses culpándole.

 

QUE VIENEN, QUE VIENEN

Escrito por javierastasio 28-06-2011 en General. Comentarios (1)

http://javierastasio.blogspot.es/img/ambulatorio.jpg 

 

Cada vez está más claro el por qué de las prisas del PP por adelantar las elecciones. Yo pensaba que con el adelanto electoral el PP buscaba evitar que el Gobierno tuviese tiempo de rectificar las consecuencias del rumbo errático que ha llevado a lo largo de estos dos últimos años. Sin embargo, cada día que pasa creo que lo que pretende el PP es llegar a las urnas y obtener la victoria sin necesidad de enseñar sus cartas.

Lo que también tengo cada vez más claro es que, si Zapatero estaba dispuesto a la inmolación para expiar los pecados de la España alegre y confiada de la última década, Rubalcaba no lo está tanto. Ayer mismo, tuvimos dos claros síntomas de esto que digo a la vista del frenazo que parece querer dar el Gobierno a las últimas reformas económicas pendientes. Estoy seguro que la gira que está haciendo el candidato Rubalcaba a lo largo y ancho de la España real le está permitiendo comprobar cómo ni siquiera entre sus fieles tienen buena prensa las ansias de martirio del presidente.

No quiero decir con ello que no estuviesen justificadas las reformas, al menos dentro de la implacable lógica economicista lo están. Lo que ocurre es que en cada militante o posible votante socialista anida un resto de pensamiento humanista que se rebela ante cualquier intento de considerar a los trabajadores como mercancía.

Mientas tanto, los populares, entre toma de posesión y toma de posesión, tratan de embaucarnos con los escenarios idílicos de los dos mandatos de Aznar, ocultándonos que los días de vino y rosas ya no volverán, porque, difícilmente, volverá la orgía inmobiliaria que nos ha dejado postrados e indefensos con esta terrible resaca.

Si no me equivoco, cuando Rubalcaba finalice su tournée le oiremos mucho más que a Zapatero y, si es listo y siempre lo ha sido, hablará más de lo que podemos perder con una mayoría absoluta del PP que de promesas de futuro.

Ha pasado tiempo suficiente para que a los audis y los beemeuves que se compraron algunos españoles en tiempos de la burbuja y difícilmente van a poder cambiarlos por otros. Y no sólo eso. En los próximos años va a ser más importante poder llevar a los niños a una guardería o a una escuela pública o disponer de una buena red sanitaria pública que tener para cochazos, puentes y gintonics.

Y, si todo sigue como parece, alguna de esas cosas va a cambiar. Hoy mismo, me he desayunado con el resultado del sondeo de la SER, según el cual el PSOE ha recortado algún puntillo en la ventaja que le lleva el PP en intención de voto, mientras en la edición digital de EL PAÍS manda la siguiente información "FAES prepara un informe para Rajoy que estudia el copago en la sanidad".

Es para echarse a temblar, porque, en una sociedad como la española en la que crece sin cesar el número de ciudadanos situados en el umbral de la pobreza, comenzar a exigir una parte del coste de la sanidad a los usuarios -además de lo que ya pagamos con nuestros impuestos- equivaldrá a expulsarlos del estado de bienestar.

Si de verdad el PSOE quiere evitar el desastre debe esforzarse en hacer ver a todos esos pensionistas que no pueden gastar ni un euro más de la cuenta, porque cada céntimo de su pensión está ya asignado a un gasto irrenunciable, que, si se implante el copago sanitario, van a tener que dejar de ir al ambulatorio siempre que lo necesiten.

Y es que la vejez necesita algo que sol y parques de diseño para ser feliz y digna.

Creo que en los meses que restan hasta las elecciones todos y cada uno de nosotros tenemos que verlo claro y hacer que aquellos que nos importan lo tengan igual de claro. Porque, lo queramos o no, vienen.

 

PATRIOTISMO

Escrito por javierastasio 23-06-2011 en General. Comentarios (0)

http://javierastasio.blogspot.es/img/cristobalmontoro.jpg 

 

Al cabo de tanto tiempo he desarrollado anticuerpos, un mecanismo de defensa tal que me alerta y me pone en guardia cada vez que oigo hablar de patrias y patriotas. Quizá porque soy de los que creen que la patria del hombre, más que la infancia, que decía Rilke, son los otros hombres. No se puede amar a España -o a cualquier otra "patria"- sin amar a quienes la habitan. No se pueden anteponer las abstracciones frente a la carne, los huesos y el bienestar de los ciudadanos.

Cómo se puede aspirar a tomar las riendas de la economía española si, cada vez que los españoles y la economía española, que querámoslo o no es la nuestra, logramos sacar la cabeza de las turbulentas aguas de la crisis, alguien como Cristóbal Montoro vuelve a poner en duda la salud o la credibilidad de nuestras cuentas.

Lo de ayer en el Congreso, más allá de que yo crea o deje de creer que la reforma de la negociación colectiva es la que nos merecemos, fue un espectáculo lamentable en el que el Partido Popular y sus representantes hicieron lo imposible para derribar al Gobierno, paralizar las reformas y, así, impedir la tímida recuperación que podría evitar, si no la derrota, sí la debacle socialista en las próximas elecciones.

Decir que "España es una rémora para el euro", como hizo Montoro, el mismo día en que los organismos internacionales establecen claras diferencias entre nuestro país y otros que, como Italia o Bélgica, estarían más cerca que nosotros de la debacle, es querer muy poco a los españoles y desear más bien poco su bienestar.

Eso por un lado. Por otro, había que ver las caras de Rajoy y Sáenz de Santamaría tras la votación. No les gustó nada que la campana, y los nacionalistas, como siempre, salvasen a Zapatero. Ellos, que aplicarán esta reforma u otra aún más dura, votaron NO, junto a Izquierda Unida, aliándose con sindicatos e indignados, sólo por forzar el adelanto de las elecciones, evitando así cualquier síntoma de mejoría que avalase la gestión de Zapatero.

Rajoy y sus "mariachis" se han comportado como lo han hecho la oposición portuguesa, que forzó unas elecciones y las ganó, y como la griega, que, siendo como son los responsable del "merdé" en que estamos, han sido capaces de cerrar todas las puertas de salida a Papandreu para recuperar el gobierno del país que hundieron.

La perplejidad que ayer se reflejaba en el rostro de Rajoy no sé era más el reflejo de una derrota o el "acojone" por lo que se le viene encima si gana las elecciones sin la mayoría absoluta que le permitiría gobernar desde el diván.

Hoy, Rajoy debería haber acudido a Bruselas para, como miembro del Partido Popular Europeo, convencer a sus camaradas griegos de que deben dejar de oponerse a las reformas de Papandreu si quieren recibir el salvavidas del FMI para el rescate de la economía helena.

Afortunadamente, para él, un oportuno resfriado le ha evitado viajar y tener que hacer el paripé de regañar a quienes no están haciendo cosa distinta que lo que su partido hace aquí: patriotismo a su manera.

 

MIEDO

Escrito por javierastasio 05-06-2011 en General. Comentarios (0)

http://javierastasio.blogspot.es/img/fuensalida.jpg 

 

Miedo me da pensar en cómo va acabar el relevo en los gobiernos de las comunidades autónomas que cambiarán de manos en cumplimiento de los resultados de las pasadas elecciones.

De momento, lo de Castilla La Mancha promete. Está claro que, para el Partido Popular, va a ser la piedra de toque de su estrategia en los próximos meses y no sólo porque llevase más de una década en manos de los socialistas, sino porque la va a presidir la mano derecha de Rjoy, María Dolores de Cospedal. Y, para no decepcionaros, los nuevos inquilinos ya se han preocupado de proclamar a los cuatro vientos que en las arcas del palacio de Fuensalida "no queda un euro" y de presumir de lo que prevén encontrar bajo las alfombras del palacio.

Me cuesta pensar que el Tribunal de Cuentas sea tan inútil o tan corrupto como para dejar pasar la quiebra y la corrupción que anuncian los populares y me preocupa que a partir de ahora las cuentas públicas pases a ser auditadas por empresas privadas del tipo de las que dejaron escapar la oportunidad de atajar la terrible crisis que nos ha traído a donde estamos.

Hablando de esa terrible crisis, suma y sigue el terror que me angustia, porque lo dicho por Vicente Tirado, el orondo número dos de la señora Cospedal es lo que están deseando escuchar los especuladores internacionales para atosigar aún más a España en los mercados de deudas. Flaco favor está haciendo el PP al futuro de España y de los españoles, pregonando estos datos aún por comprobar que harían temblar los cimientos de cualquier empresa que cotizase en bolsa.

Hablan también los populares de acabar con las empresas públicas infestadas de "colocados" socialistas, mientras acusan a sus antecesores de destruir y esconder documentos clave para el esclarecimiento de las cuentas y, en mi miedo, me temo que esto es sólo el principio y que -saben hacerlo como nadie- su principal interés es el de mantener abierta la duda y las sospechas sobre las cuentas autonómicas en tanto llegan las elecciones generales. Entre otras cosas, porque son la venda puesta antes de la dolorosa herida, con sangría de votos incluida, que supondrán los ajustes que habrán de hacer en los gobiernos autónomos.

Lo más curioso de todo esto es que María Dolores de Cospedal, muy criticada por su pluriempleo, no va a dejar su puesto en el PP nacional, con lo que, como dice el refrán, abarcará mucho y apretará cada vez menos. Curioso también que no se levanten las alfombras ni se abran los armarios de comunidades como las de Valencia o Murcia, en las que las auditorías, como dijo en su día Alfonso Guerra, serían "de infarto".

Por todo ello, en esta lucha entre "vaqueros y ovejeros" me siento como los indios acampados en la Puerta del Sol y otras plazas españolas: condenado al hambre y el frío de las reservas.

 

CAUTIVO Y DESARMADO...

Escrito por javierastasio 03-06-2011 en General. Comentarios (0)

http://javierastasio.blogspot.es/img/cautivos.jpg 

 

Como si de una vuelta al pasado, al peor de los pasados, se tratase, estos últimos días ha vuelto a brotar, como una vieja enfermedad olvidada para la que ya no hay vacuna, el peor de revanchismos de quienes nunca soportaron haber perdido los privilegios que tuvieron o creyeron tener bajo –perdón- con la dictadura.

Parece un mal sueño, pero hubo quien apenas espero para, con los resultados de las elecciones en la mano, poner en circulación, esta vez en Internet, aquel humillante, terrible y último parte de la guerra civil. Uno podría tranquilizarse pensar que tal cosa no era más que una gamberrada de un viejo rencoroso y aburrido, pero haría mal en hacerlo, porque acciones como la de difundir otra vez aquel parte, bien como afrenta, bien como trofeo, dependiendo del destinatario del correo en que lo insertan, no son otra cosa que la fiebre con que se manifiesta una enfermedad de consecuencias mucho más graves.

Más preocupante que la fiebre que supone ese viejo parte circulando por la red, es el sordo golpe de estado dado por el sector más cianótico de la patronal, dinamitando lo que ya parecía un acuerdo en materia de negociación colectiva. Al parecer, la llama que prendió la mecha la puso la patronal madrileña, con Arturo Fernández a la cabeza, empresario de un sector, el de la restauración y el catering, en el que, cuantos menos derechos tengan los trabajadores, mejor.

Quienes han urdido la ruptura saben que con este golpe de efecto, al límite del plazo fijado para el acuerdo, el bunker de la patronal deja solo al Gobierno ante la reforma exigida por Europa, escribiendo un motivo más en el memorial de afrentas que los trabajadores han abierto contra el partido en el gobierno.

La actitud del PP, de la que hablábamos ayer, responsabilizando al Gobierno de la crisis del pepino al atribuirle pasividad, al mismo tiempo que boicoteaba ayer la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad, negando autoridad a los consejeros socialistas que, quiéranlo o no, lo seguirán siendo hasta la constitución de los nuevos gobiernos, delata unas prisas más que sospechosas para asumir el poder.

Y, si a lo anterior, le sumamos la "operación alfombras", con la que se proponen auditar las cuentas de aquellas autonomías que recibirán de gobiernos hasta ahora socialistas, no hace sino agrandar las sospechas que los temibles "mercados" abrigan sobre el control del déficit y, por tanto, arrinconando otra vez la marca España contra las cuerdas de su deuda.

Pareciera que una vez "cautivo y desarmado el ejército rojo" los populares tuvieran prisa por "alcanzar sus "últimos objetivos". Estoy tan convencido de ello como de que aún falta por librar la última batalla y de que depende de la unidad de quienes iríamos al exilio interior no perderla. Espero que tanto IU como el PSOE se convenzan de que los votos que precisan no se los han de disputar al PP o entre ellos, al menos no todos. Los votos que necesitan para no verse "cautivos y desarmados" y con ellos toda los que alguna vez creímos en ellos, están ahí fuera, esperándoles. Entre los indignados acampados y los que ni siquiera saben que debieran estarlo.

Es la hora de abandonar las encuestas y las tácticas y refugiarse en los principios. No sé si, con ello, ganarán o perderán. De lo que sí estoy seguro es de que, haciéndolo, ni se traicionaran ni nos decepcionarán como hasta ahora.

De no ser así, serán muy duros los años por venir.