A MEDIA LUZ

strauss-kahn

CASI NOS LA CUELAN

Escrito por javierastasio 05-07-2011 en General. Comentarios (0)

http://javierastasio.blogspot.es/img/dskysenora.jpg 

 

Ahí los tenéis. Parecen una pareja feliz. La foto, digna del escaparate del escaparate del estudio de un fotógrafo de barrio parece querer resumir la armonía matrimonial de una pareja feliz que, sin embargo, tiene pocos motivos para serlo. Habría que ver como la habría pintado el genial Goya que dejó para la Historia esos retratos que desnudaban el alma de la monarquía con la que que le tocó convivir.

El posado del tal señor Strauss-Kahn que me recuerda a un Louis de Funes corpulento y con pelo, y señora que, por su parte, digna de un reportaje sobre cualquiera de esas actrices maduras a las que, por desgracia, ya sólo les ofrecen papeles de suegra en comedias sobre bodas y divorcios de gente bien... el posado, prosigo, que supongo tan caro como la cena con que la pareja celebró hace dos días la retirada de la fianza y el arresto domiciliario del que sigue siendo el presunto agresor de una camarera, debe formar parte de la carísima estrategia jurídica y mediática con la que el entorno de quien fue y ya nunca volverá a ser director general del FMI intenta salvarle de la cárcel.

Hace dos días nos contaron que al fiscal le asaltan ahora las dudas sobre el testimonio de la camarera agredida porque mintió para entrar en los EE UU y porque la "pillaron" contando por teléfono a un amigo encarcelado que su agresor tenía mucho dinero.

¿Y qué? me pregunto yo. Estamos hartos de saber que en ocasiones hay que mentir para que algunos países abran las puertas a las que llaman las víctimas de la pobreza y la guerra. Por otra parte, es humano que la camarera pretenda obtener algún tipo de compensación por una agresión que, además, la ha dejado marcada mediáticamente para los restos.

Desde que se supo del incidente y de la torpeza de Strauss-Kahn al tratar de huir precipitadamente del país, se puso en marcha una poderosa maquinaria destinada, no a demostrar la inocencia del director del FMI, sino a hurgar en el pasado de su víctima a la búsqueda de trapos suceso que desvirtuasen la fuerza de su testimonio. Los mejores abogados, los mejores detectives y, no hay por qué descartarlo, suculentas "propinas" para quien proporcionas pistas para manchar la imagen de la camarera negra, pobre e inmigrante. Esa maquinaria ha dado sus primeros frutos, poniendo en duda la veracidad del testimonio de la camarera, pero, afortunadamente para ella y desgraciadamente para su presunto agresor, las pruebas físicas son contumaces: sus hematomas y el ADN de Strauss-Kahn en su ropa y en su cuerpo corroboran su versión y, como publica hoy "Le Figaro", al análisis de los datos registrados en las llaves magnéticas de las habitaciones del hotel confirman la secuencia de los hechos narrados por la mujer.

Por si fuera poco, cuando la prensa francesa, deseosa de librar al culo de Strauss-Kahn de la dureza del banquillo, comenzaba a cantar victoria, la intención de la periodista de Tristane Banon de presentar otra denuncia por violación contra el político socialista ensombrece de nuevo, ahora en Francia y sin el factor chauvinismo a su favor, el futuro del que podía haber sido rival de Sarkozy en las presidenciales.

Nada está resuelto y está claro que Strauss Kahn, capaz de gastarse en una cena los setecientos euros que en España cobran al mes muchos licenciados, o de pagar los cincuenta mil dólares mensuales que costaba el alquiler mensual de su jaula de oro en Tribeca, hará todo lo posible e invertirá lo que haga falta en su libertad.

Me echo a temblar sólo de pensar que Strauss-Kahn pueda llegara al Eliseo. Menos mal que aún no ha ocurrido, pero esta vez casi nos la cuelan.

 

YA ESTABA TARDANDO

Escrito por javierastasio 18-05-2011 en General. Comentarios (0)

 

http://javierastasio.blogspot.es/img/espegolf.jpg 

 

Ya estaba tardando. Si os digo la verdad, echaba de menos la irrupción de Esperanza Aguirre, personaje carroñero donde los haya, en el asunto Strauss-Kahn. Mejor dicho, lo que echaba de menos era el consabido uso partidista y demagógico de un asunto que debe indignar a cualquier ciudadano sean cuales sean sus tendencias políticas.

Esperanza Aguirre que ha compartido la mesa del Consejo de Ministros con personajes de parecido pelaje al del energúmeno erotómano Strauss-Kahn, no dudó en convertir al todavía director gerente del FMI en el paradigma de la hipocresía de los socialistas "que mandan al paro a casi cinco millones de españoles y se alojan en los hoteles más caros del mundo". Tampoco olvidó la condesa revolverse contra las "feministas de cuota" del PSOE que -dijo- "cargan" contra el alcalde de Valladolid -el que desbarró a propósito de "los morritos" de la ministra Pajín- y no dicen nada "contra el magnate socialista que presuntamente ataca a una camarera".

Supongo que todo se debe a que los políticos -y más si están en campaña- se mueven dentro de una burbuja en la que sólo entra aquello que les filtran sus colaboradores, y no me cabe duda de que esos colaboradores no escucharon o no quisieron escuchar la solidaridad de la ministra Salgado con la camarera y los duros reproches que hizo a Strauss-Kahn a lo largo del día de ayer. Tampoco debieron decirle nada de la huelga convocada por los trabajadores que prestan la asistencia social del Ayuntamiento de Madrid, la mayoría mujeres que, después de año y medio de negociar su convenio y de ver que lo que pretende la empresa es recortar sus derechos, quieren ir a la huelga y no pueden porque el ayuntamiento que preside su compañero de partido, el "nada arrogante" Alberto Ruiz Gallardón, les ha fijado unos servicios mínimos del 100%.

La verdad es que el de ayer no debió ser el mejor día para la condesa "del hoyo", porque perdió su apuesta para organizar en Tres Cantos la Ryder Cup de 2018, un acontecimiento encomendado al parís de Strauss-Kahn, con el que su familia, metida en el negocio del golf, esperaba, sin duda, ganar algunas perrillas.

Lo malo es que los madrileños tenemos, y tendremos por cuatro años más, lo que nos merecemos, mientras nos dejemos engañar con eriales como ese “Madrid –Río”, que va a costarnos más de una insolación, y dejemos que se invierta en campos de golf, cuando no están cubiertas las necesidades de instalaciones deportivas de los barrios.

 

TODA UNA SEÑORA

Escrito por javierastasio 17-05-2011 en General. Comentarios (1)

 cobran http://javierastasio.blogspot.es/img/elenasalgado.jpg 

 

El tiempo está dando la razón a Zapatero cuando apenas queda ya tiempo. Ha sido una de sus ministras, tantas veces criticadas por serlo, Elena Salgado, la primera en decir algo sensato sobre el bochornoso asunto Strauss-Kahn.

Acaba de hacerlo hace unos minutos en Bruselas. Preguntada por el futuro del director del FMI, Elena Salgado no ha querido desaprovechar la oportunidad para manifestar su solidaridad con la camarera vil y cada vez menos presuntamente agredida.

Las palabras de la ministra me llenan de orgullo, porque, en una sociedad en la que se suelen contabilizar en el apartado de "varios" las atenciones dispensadas a directivos y clientes distinguidos de muchas empresas, alguien tiene la sensibilidad y, sobre todo, el valor de mostrar su empatía con quien, conforme van pasando las horas, corre peligro de pasar de víctima a villana.

Que Elena Salgado manifieste su solidaridad con esta trabajadora neoyorquina tiene un gran valor, entre otras cosas, porque ya hay quien, poniendo la venda antes de la herida, comienza a lamentar lo que perdería el FMI con la dimisión o el cese de su responsable.

Y no sólo el FMI. Ayer supimos que un dirigente socialista francés recamaba que el asunto se abordase como algo privado. O sea, aplicar a lo que al parecer hizo este energúmeno la misma estrategia que, en los casos de pederastia y abusos, viene aplicando desde hace décadas, para escándalo y dolor de tantos.

Esa petición para dejar en el ámbito privado lo que es y debe ser considerado como una agresión, no sólo a una mujer, sino a todas las mujeres y a todo el género humano, puesto que, ante todo, es un atentado contra la libertad, sigue la senda marcada por quienes pretenden demostrar que lo ocurrido no es sino un complot diseñado para acabar con la carrera de quien supo ayer que seguiría encerrado en una celda, cuando compareció ante la juez, entre un camello y alguien acusado de orinar en plena calle.

Al parecer esa va a ser la estrategia del carísimo abogado de Strauss-Kahn: hurgar en la vida de la camarera para desvirtuar su acusación. Algo así como acusar a la nariz ensangrentada de la víctima de haber golpeado el puño del agresor.

Por eso las palabras de Elena Salgado, toda una señora, cobran hoy un valor especial y yo me siento orgulloso de que las haya dicho la vicepresidenta del gobierno de España.

 

NO HAY ESTÉTICA SIN ÉTICA

Escrito por javierastasio 15-05-2011 en General. Comentarios (0)

 

http://javierastasio.blogspot.es/img/strausskahn.jpg 

 

Corrían otros tiempos. Ni siquiera el mundo, y mucho menos nosotros, había pasado el sarampión del "mayo del 68", cuando José María Valverde, catedrático de Estética de la Universidad de Barcelona, dejó su puesto, en solidaridad con su colega José Luis López Aranguren, expulsado de la cátedra de Ética de la Universidad de Madrid.

Qué razón tenía nuestro filósofo, al que debemos, entre otras cosas, una magnífica traducción del "Ulises" de Joyce, y qué tiempos aquellos en los que se anteponían la dignidad y la estética a cualquier otra circunstancia. Cuánto daría porque volviesen al presente esos comportamientos tan alejados del "todo vale" que hoy nos inunda y nos ahoga.

"Los inmorales nos han igualado" escribía Enrique Santos Discépolo en "Cambalache", allá por 1934, y el verso amargo del poeta argentino mantiene toda su vigencia hoy en día. Ayer, anoche en Europa, Dominique Strauss-Kahn, director del Fondo Monetario Internacional, fue obligado a bajar del avión con destino a París, en el que al parecer pretendía huir, tras haber intentado abusar sexualmente de una camarera del carísimo, tres mil dólares la noche, en que se alojaba.

Ese señor preside el organismo que no se enteró a tiempo de lo que se cocía en Wall Street y aspiraba a convertirse en el nuevo Mitterrand para los socialistas franceses. Para habernos "matao" que decían en los anuncios de "La Casera". Utilizo el pasado, porque espero que, si no tiene una coartada muy convincente y no creo que la tenga, deje de ser y aspirar inmediatamente.

Nos han acostumbrado a consentir en demasía a quienes ostentan el poder, que, con demasiada frecuencia, se creen con derecho a todo. Pierden el respeto a quienes les rodean. Humillan, gritan, insultan y abusan cuanto y cuando pueden, lo que en algunos niveles suele ser siempre, y acaban por perder la conciencia de qué y quiénes son.

La entrepierna ya le había jugado malas pasadas a Strauss-Kahn. Con consecuencias públicas unas veces, e impunemente -supongo- otras. Probablemente su poder y su dinero taparon muchas bocas y compraron muchas voluntades. Pero, ayer, la dignidad de una mujer, una simple camarera, dejó a tan degradado personaje tan desnudo de poder como desnudo estaba cuando la agredió. La llamada de la camarera a la Policía y la estúpida huida de Strauss-Kahn no dejaron lugar a la negociación de una "salida honrosa" para el político francés que pasó de una suite de 3.000 dólares a una celda en Harlem.

Demasiada estupidez por parte de Strauss-Kahn, que "olvido" el móvil y su equipaje en la huida para concederle el beneficio de que todo haya sido un montaje. Tampoco cabe ya el arreglo económico, así que a apechugar y a humillarse, lejos de los porsche, las mansiones, los yates y los hoteles de lujo.

Al final, la reacción "no controlada" de una camarera, de una habitante de ese mundo que desprecian y creen dominar ha echado por los suelos, espero, la carrera de quien parece no haberse comportado con estética ni, mucho menos, con ética.

Mejor será no continuar ni un minuto más en manos de inmorales  como este. Y lo dijo, no por su moral distraída en el sexo, sino por su falta de respeto a la libertad y dignidad de la camarera.