MIEDO

Escrito por javierastasio 05-06-2011 en General. Comentarios (0)

http://javierastasio.blogspot.es/img/fuensalida.jpg 

 

Miedo me da pensar en cómo va acabar el relevo en los gobiernos de las comunidades autónomas que cambiarán de manos en cumplimiento de los resultados de las pasadas elecciones.

De momento, lo de Castilla La Mancha promete. Está claro que, para el Partido Popular, va a ser la piedra de toque de su estrategia en los próximos meses y no sólo porque llevase más de una década en manos de los socialistas, sino porque la va a presidir la mano derecha de Rjoy, María Dolores de Cospedal. Y, para no decepcionaros, los nuevos inquilinos ya se han preocupado de proclamar a los cuatro vientos que en las arcas del palacio de Fuensalida "no queda un euro" y de presumir de lo que prevén encontrar bajo las alfombras del palacio.

Me cuesta pensar que el Tribunal de Cuentas sea tan inútil o tan corrupto como para dejar pasar la quiebra y la corrupción que anuncian los populares y me preocupa que a partir de ahora las cuentas públicas pases a ser auditadas por empresas privadas del tipo de las que dejaron escapar la oportunidad de atajar la terrible crisis que nos ha traído a donde estamos.

Hablando de esa terrible crisis, suma y sigue el terror que me angustia, porque lo dicho por Vicente Tirado, el orondo número dos de la señora Cospedal es lo que están deseando escuchar los especuladores internacionales para atosigar aún más a España en los mercados de deudas. Flaco favor está haciendo el PP al futuro de España y de los españoles, pregonando estos datos aún por comprobar que harían temblar los cimientos de cualquier empresa que cotizase en bolsa.

Hablan también los populares de acabar con las empresas públicas infestadas de "colocados" socialistas, mientras acusan a sus antecesores de destruir y esconder documentos clave para el esclarecimiento de las cuentas y, en mi miedo, me temo que esto es sólo el principio y que -saben hacerlo como nadie- su principal interés es el de mantener abierta la duda y las sospechas sobre las cuentas autonómicas en tanto llegan las elecciones generales. Entre otras cosas, porque son la venda puesta antes de la dolorosa herida, con sangría de votos incluida, que supondrán los ajustes que habrán de hacer en los gobiernos autónomos.

Lo más curioso de todo esto es que María Dolores de Cospedal, muy criticada por su pluriempleo, no va a dejar su puesto en el PP nacional, con lo que, como dice el refrán, abarcará mucho y apretará cada vez menos. Curioso también que no se levanten las alfombras ni se abran los armarios de comunidades como las de Valencia o Murcia, en las que las auditorías, como dijo en su día Alfonso Guerra, serían "de infarto".

Por todo ello, en esta lucha entre "vaqueros y ovejeros" me siento como los indios acampados en la Puerta del Sol y otras plazas españolas: condenado al hambre y el frío de las reservas.